El sector inmobiliario es uno de los sectores más competitivos que podemos encontrar en la actualidad. Tras superar un período de crisis que afectó de forma evidente a este sector, volvemos a ver cómo el sector inmobiliario aparece de nuevo en escena y goza de una buena salud.

No obstante, el mercado inmobiliario ya no es el mismo que hace unos años. Las técnicas de venta cambian y evolucionan según las nuevas tendencias. El trabajo comercial sigue siendo muy importante pero ahora también generan ventas las nuevas herramientas digitales. En este post queremos explicar algunas de esas herramientas y cómo debemos optimizarlas para extraer el máximo beneficio tanto en leads como en ventas futuras de inmuebles.

Tours virtuales

Los tours virtuales se han convertido en una de las herramientas más prácticas y eficientes para la venta de inmuebles. Las visitas virtuales en inmobiliaria permiten a los futuros compradores hacerse una idea de cómo es la vivienda sin tener que desplazarse en situ. Las clásicas fotografías han quedado a un lado frente a estos tours de 360º dónde los usuarios pueden captar la sensación de una visita desde su pc.

Estas visitas virtuales han tenido mucha aceptación en el sector inmobiliario convirtiéndose en una herramienta muy solicitada por los expertos inmobiliarios para vender casas, ya que ahorran mucho tiempo y el cliente puede obtener una sensación real de la casa, chalet o piso.

Redes sociales

Las redes sociales son otra de las herramientas básicas de cualquier inmobiliaria que busque aumentar sus ventas. Gracias a las redes sociales podemos mostrar imágenes de viviendas vendidas, viviendas nuevas, oficinas en alquiler, etc.

Facebook o Instagram son las redes sociales preferidas para el sector inmobiliario, convirtiéndose en las más importantes por su carácter visual. Es importante tener una buena presencia digital en redes sociales para intentar captar más usuarios y aumentar los leads o contactos.

Contacto vía web

Las páginas web son indispensables para la venta de inmuebles. Los usuarios acceden a portales de compra y venta de inmuebles para conocer los detalles y las fotografías de las viviendas. Gracias a los formularios de contacto o nuevas herramientas como Whatsapp web podemos conseguir una comunicación directa con el cliente sin necesidad de llamar por teléfono.

Los usuarios buscan una comunicación más cómoda a través de estas herramientas, dejando a un lado las llamadas de teléfono.