Los pequeños de la casa siempre buscan distracción para divertirse y, ellos no lo saben, pero también lo hacen para poder desarrollar sus habilidades motoras.

Si lo quieres es que ellos disfruten de un espacio donde puedan divertirse lo mejor es acondicionar la habitación infantil de una manera en que se sientan cómodos y donde puedan estar seguros para hacer cualquier travesura que se les ocurra.

Además, su espacio también debe brindarles la comodidad y el descanso necesario para poder continuar cada día con sus juegos.

¿Cómo decorar esa habitación infantil?

Una cama, un escritorio y una mesilla de noche son los elementos principales para esta habitación infantil. Colocar un televisor es opcional, ya que a veces suelen quedarse hasta tarde viendo tele y no quieren despertarse al día siguiente, así que si tu hijo tiene menos de 12 años, el televisor va afuera.

La cama debería estar siempre decorada de lo que más le guste: si es niña y le gustan las barbies o si es niño y le gustan los súper héroes, ya sabes qué hacer. Deja que ellos elijan, siempre y cuando tú estés de acuerdo con su decisión; si no es así, siempre puedes usar la técnica de la persuasión para hacerle cambiar de parecer.

Paredes y techo

Podemos optar por un color que les guste y que a la vez brinde paz y serenidad al ambiente. Es importante destacar que el color que escojan para pintar las paredes debería dejar un espacio luminoso y tranquilo, preferiblemente que sea de colores pastel, ya que los colores muy fuertes y oscuros tienden a proporcionar estrés o mucha hiperactividad. En el techo puedes poder etiquetas que brillen en la oscuridad para que tu pequeño no tenga miedo en ningún momento de la noche.

Complementos que no pueden faltar

Estantes decorativos y armarios para su ropa y juguetes. Es importante que la distribución de estos sea bien pensada para que no se hagan sombras feas de noche y asusten al niño. Una buena estantería con libros infantiles puede ser una gran opción para fomentar la lectura. Siempre es mejor que apostar por imágenes o pósters que destrocen las paredes del dormitorio infantil.

Lo importante es que se vea bien y agradable a los ojos, tu pequeño tiene que divertirse, pero siempre en un espacio cómodo y seguro.