La decoración es uno de elementos más importantes a tratar cuando compramos una vivienda. Cada vivienda tiene un estilo y transmite una serie de aspectos únicos que debemos entender y cuidar.

Si tenemos una casa antigua en un pueblo alejado de la ciudad, lo normal es que apostemos por una decoración rústica cuidada. También podemos apostar por una decoración minimalista o más moderna, pero quizá nuestra casa no transmita esa sensación moderna y vanguardista.

Ahora que llega el verano, muchas personas se plantean decorar su casa cerca de la playa. En Panavista hemos tenido la suerte de colaborar en un proyecto decorativo para una casa en cabrils, una localidad cercana a Mataró que goza de impresionantes vistas.

La casa en cuestión es un chalet con una parcela bastante amplia, por lo que elegimos un estilo moderno y vanguardista. El estilo minimalista nos haría darle un toque de estilo y elegancia perfecto para este tipo de viviendas. El jardín consta de césped y piscina y una pequeña zona de ocio a modo de terraza, un espacio perfecto para disfrutar en verano.

Las casas de verano son lugares especiales y esta casa en concreto tiene la singularidad de ser amplia y estar en una zona privilegiada de Cabrils. No obstante, se completó una decoración poco recargada llena de colores claros dónde predominó el azul y el blanco. Estos dos colores son los más utilizados en viviendas que se encuentran cerca de la playa ya que nos permiten evocar al mar y al verano, algo muy recomendable para disfrutar de nuestra casa de lujo o nuestro apartamento.

Es importante que, a la hora de decorar vuestra casa de la playa, no intentéis recargar demasiado la decoración colocando muchos objetos o accesorios que impidan una vista amplia. Intentad evitar las alfombras, los cuadros pequeños o las mesas pequeñas ya que os comerán espacio y limitarán la sensación de amplitud de vuestra vivienda.

Otro de los consejos es que debéis acondicionar vuestras zonas de terraza ya sean grandes o pequeñas para estar mucho tiempo en ellas disfrutando de las actividades al aire libre que nos propone la temperatura veraniega. Los muebles de jardín son elementos caros de cualquier decoración, pero una vez tengáis eso listo lo demás es fácil de adquirir como la barbacoa o las sombrillas. Echadle imaginación a vuestra terraza y seguro que os queda una estancia ideal para vuestras tardes y noches de verano.